Luciani ante el inicio de una nueva gestión: comenzó la cuenta regresiva

Con el acto de jura y el grueso de los nombramientos realizados, comienza de hecho su segundo mandato Oscar Luciani, ahora como líder local de la coalición oficialista Cambiemos. Desde Patria Grande compartimos algunas líneas de análisis, y algunas reflexiones al respecto.

Fuimos muchos y muchas los que criticamos el anterior gobierno por su ineficiencia, su poca operatividad, su alarmante falta de iniciativa para enfrentar problemas estructurales y agudos que sufrió Luján durante estos cuatro años. Las elecciones del 25 de Octubre lo colocaron nuevamente como Intendente de la ciudad, aunque en una situación radicalmente distinta.

Durante su primera gestión, Luciani fue un solitario intendente vecinalista en la provincia del candidato a presidente del Frente para la Victoria, y en reiteradas ocasiones esa realidad significó su respuesta ante planteos, urgencias y demandas de la población. Además, durante su anterior gestión tuvo que trabajar sobre “la herencia recibida” de la gestión de Rosso.
En su segundo mandato, Luciani formará parte de la coalición política que comanda la gestión de la provincia de Buenos Aires, y la Casa Rosada, además de que ha tenido ya cuatro años para “acomodar” el Municipio bajo su mando y criterio.

CUENTA REGRESIVA

Hay tres elementos que consideramos relevantes en el modo en que se definieron las renovaciones y actualizaciones para el segundo mandato:

La presencia de Quarenta, Artero, Casset y Néstor Luciani como ediles, hacen prever una mayor iniciativa con respecto a la labor deliberativa por parte del oficialismo. Además es importante señalar el gesto político del intendente de la Unión Vecinal para con el PRO, al designar a Quarenta como Presidente del HCD.

Con respecto a la Secretaría de Obras públicas, Oscar Luciani ha designado a un ingeniero de apellido Gutiérrez. El flamante funcionario no cumple aún con todos los días de trabajo y acordó prestar sus servicios lunes, miércoles y viernes. Llama la atención que esta Secretaría quede sin su funcionario dos veces a la semana. ¿Será que la obra pública de Luján se llevará adelante por empresas privadas?

El tercer elemento está relacionado con designaciones en cargos clave al interior del Palacio Municipal de gente “cercana”, o propia en términos políticos; muchas de ellas con nula experiencia en la materia para la cual se las convoca.

PREPARANDO UN GOBIERNO DE GESTIÓN

Más actividad en Prensa y Obras Públicas, mayor control político de la vida administrativa del Municipio, línea directa del Pro nacional en el Concejo Deliberante, son elementos que permiten aventurar que el gobierno de Luciani va a encender las turbinas y abandonar la siesta.

Si la realidad constata estas afirmaciones, ojalá prime la eficiencia, el dinamismo y la transparencia. Ojalá el oficialismo retribuya con hechos y obras el poder constitucional que le han otorgado las urnas. Lo decimos sin chicanas ni halagos oportunistas, lo decimos por el enorme atraso y los grandes déficits básicos que sufrimos la enorme mayoría de familias que vivimos en la ciudad.

Al mismo tiempo, sostenemos que, con mayor o menor gestión, este es un gobierno cuyas dos principales orientaciones serán distanciar al pueblo de las decisiones importantes y estratégicas para el futuro de la ciudad, y utilizar el poder del estado para favorecer a los sectores económicamente más beneficiados; a los que tienen privilegios económicos. Por caso, los sectores vinculados al desarrollo inmobiliario y posiblemente también a la obra pública.

Esto no quiere decir que este gobierno no vaya a realizar otras cosas, ni a atender otros reclamos. Sí significa que su principal preocupación será llevar adelante un modelo político que no promueva el involucramiento ni la participación ciudadana ante situaciones y decisiones estructurales, y un modelo económico que ponga como principal objetivo aumentar las ganancias y llevar a buen puerto los negocios de los sectores económicos más enriquecidos. Por estas dos cuestiones, entendemos que este es un gobierno conservador, de derecha.

En nuestro caso, creemos que la gestión pública está para hacer exactamente lo opuesto. Es decir, para involucrar al pueblo en las decisiones más estratégicas e importantes para el futuro de  la ciudad, y para poner al estado municipal, y a los principales resortes económicos, al servicio del desarrollo y el buen vivir de la mayoría de la población, aún cuando esto atente contra las ganancias de los sectores económicos más concentrados o enriquecidos.

Estas concepciones, que luego se traducen en formas de actuar, decisiones prácticas sobre prioridades, y formas de resolución de conflictos, son las que nos separan del gobierno de Luciani. Por esto es que, desde Patria Grande, nos entendemos en la vereda opuesta a la gestión actual.

NUEVAS ERAS, VIEJAS MAÑAS:

La nueva etapa política que se abrió en Argentina con el triunfo presidencial de Macri, y en la provincia de Buenos Aires con el triunfo de Vidal, se traslada de manera inevitable a Luján. Estamos ante el comienzo de una nueva etapa política en la ciudad, más allá de que se repitan nombres y fuerzas partidarias en los cargos ejecutivos.

La gestión de Luciani ya ha tomado nota de la nueva etapa, y se está preparando para actuar en ese contexto. Si bien recién arranca su segundo mandato, esta gestión ya no podrá no hablar sobre lo que sí hace, lo que sí decide, lo que sí actúa. Se inicia una gestión obligada a ser más esclava de sus promesas, hechos y decisiones, que de sus silencios, excusas y distracciones.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.