Denunciamos el caso de abuso policial ocurrido el Día del Amigo

Desde la plataforma Vamos manifestamos un enérgico repudio a los hechos de represión policial acontecidos el día jueves 20 de julio en la Plaza Colón, y a los ulteriores hechos de violencia registrados en las dependencias de la Comisaria Lujan Primera.

El violento e irresponsable operativo que desarrollaron integrantes de la Policía Municipal que dejó como saldo la detención de cuatro menores de edad, entre ellos una niña de 12 años, y dos jóvenes mayores de edad, en el marco de los festejos por el Día del Amigo, se realizó con un nivel de violencia tan inusitado, que tuvimos que lamentar que nuestra ciudad fuera “reconocida” en medios de comunicación nacionales por la crudeza del hecho.

Con acciones que oscilaron entre la absoluta irresponsabilidad y una improcedencia pocas veces vista, los efectivos se desplegaron en la Plaza Colon corriendo a jóvenes con sus armas reglamentarias en mano y cometiendo abusos de todo tipo. Un ejemplo, ente varios a lamentar: un joven de 21 años, Guillermo Augusto Torres, tiene una herida cortante en su frente producto de un golpe con un elemento contundente y 5 heridas de bala de goma en una de sus piernas, sin contar raspones y moretones resultado de los golpes propinados. La imagen de una niña de 12 años recibiendo una cachetada de parte de una policía, seguida por el ataque de 4 efectivos más que la agarraron de los pelos y la esposaron se viralizó en las redes sociales y fue reproducida en una enorme cantidad de medios de comunicación.

Avergüenza que nuestra ciudad sea nombrada en todo el país por el violento accionar de una fuerza que hace tiempo viene siendo denunciada por su maltrato y arbitrariedad hacia los jóvenes. Ya el año pasado, frente a la recurrencia de denuncias que recaían sobre la mencionada fuerza, Marcelo Giacoia, Juez de Garantías del Joven, había presentado un recurso de amparo advirtiendo sobre lo negativo de estas prácticas sistemáticas.

No hay argumento alguno que justifique el procedimiento que llevaron adelante los efectivos policiales en la triste jornada del jueves, y fue producto del azar que no tengamos que lamentar hechos de mayor gravedad. Llamados a dispersar una rencilla entre algunos jóvenes, terminaron echando nafta a un fuego casi extinto, sin haber buscado propiciar un marco de resolución sin violencia.

Asimismo debemos señalar que consideramos evidente el vínculo entre este accionar sistemático de la fuerza municipal de seguridad y la orientación de la gestión del actual Intendente Oscar Luciani. No solo el hecho de que la jornada del jueves tuviera lugar frente al mismísimo Palacio Municipal y a plena luz del día da cuenta de ello. El repetido accionar de la fuerza, las constantes denuncias al respecto y la manifestación concreta de estos abusos por parte de vecinos en innumerables ocasiones no ha movido un solo pelo del actual Intendente, menos aún de su Secretario de Seguridad, el ex Comisario Marcelo Oberti, quienes hasta el momento no han sentado una posición publica respecto a los hechos acontecidos.

Desde hace tiempo venimos planteando que el gobierno de Cambiemos lleva adelante un modelo de ciudad que busca consolidar una fractura social. El contraste entre el confort de los Barrios Privados y Clubes de Campo con los abandonados barrios y localidades de nuestra ciudad donde los servicios esenciales están negados; el abandono criminal del Hospital Municipal al que están obligados a asistir la mayoría de los lujanenses que no poseen una obra social o una prepaga; la arbitraria definición de obras millonarias destinadas a embellecer la zona céntrica y turística sin contemplación alguna de recupero en contraste con otras prioridades siempre postergadas por la actual gestión, son solo algunos elementos que pueden señalarse de este modelo de ciudad que desarrolla la gestión de Oscar Luciani.

Debemos decir que no hay posibilidad de construir ese modelo de ciudad sin la aplicación de violencia represiva hacia los sectores sociales a los que se quiere esconder debajo de una alfombra. Luján es por tradición una ciudad integrada, todavía la población se siente parte de ella. La sistemática persecución, a la que ahora se suma también la represión efectiva y abierta, tiene por objetivo cambiar las conductas de muchos sectores sociales, en especial juveniles, para “quitarlos” de los espacios verdes, céntricos y turísticos y condenarlos a recluirse en los barrios o localidades, para que su única salida sea “hacer esquina”.

Quienes vivimos en Luján y la construimos a diario, aspiramos a una ciudad inclusiva que tenga como guía un proyecto comunitario y democrático, donde además de garantizarse el acceso a los derechos básicos de manera digna, se promueva el esparcimiento, la participación y el disfrute de todas las características positivas que tiene la ciudad para el conjunto de su población. Gobernar con el objetivo de prohibirle a una parte de la población el acceso a la ciudad, tiene como correlato necesario la violencia, la discriminación, el odio, la rabia, el miedo. Luján puede tener otro futuro.

Exigimos:

- Pase a disponibilidad de los responsables del operativo del día jueves en la Plaza Colón

- Creación de una comisión mixta con Concejales, miembros del Ejecutivo Municipal y vecinos de la ciudad a fin de investigar las responsabilidades del accionar de las fuerzas policiales el pasado jueves 20 de julio.

Compartir: 

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.