Añadir nuevo comentario

Nos sumamos a Marea Popular

Desde hace años venimos desarrollando nuestra militancia en el Oeste de la Provincia de Buenos Aires, en las localidades de Moreno, General Rodríguez y Luján. Trabajamos en el  ámbito barrial, sindical, ambiental, educativo, y en género. 

 

Hemos organizado bachilleratos populares, talleres y actividades culturales, talleres de alfabetización; participamos en agrupaciones docentes en Luján, Moreno y General Rodríguez en el ámbito primario, secundario y universitario; integramos diversas organizaciones ambientales,  y por sobre todas las cosas, participamos y apoyamos activamente en todas las luchas locales y regionales. Todo este intenso trabajo político y social sectorial nos ha encontrado sin una referencia política que nos permita trascender los ámbitos locales.

 

Cuando analizamos el marco nacional, vemos que en los últimos tiempos, las luchas políticas han pasado a configurarse mediante   siglas (el 8N, el 20N y el 7D) y en torno a la confrontación de  2 bloques. Pareciera no haber lugar a miradas alternativas, ya que cualquier posición diferente sobre el conflicto queda catalogada bajo la definición de “funcional” a un sector o a otro.

 

Frente a la complejidad que deriva de este cuadro de situación, nuestra posición  ante  determinadas medidas que se han impulsado, ha sido la de defender los derechos de los trabajadores y las clases populares. 

 

De la misma forma que hemos apoyado las políticas del gobierno nacional que consideramos favorables a  los sectores populares (la política de Derechos Humanos, la estatización de las AFJP y la estatización parcial de YPF, la sanción de la ley de medios audiovisuales, la asignación universal por hijo, y la iniciativa en  favor de la integración regional, entre otras); nos hemos opuesto férreamente a todas aquellas  medidas  que significan un retroceso para nuestro pueblo, como la ley antiterrorista, la ley de ART, el proyecto X, y la permanencia de un impuesto al trabajo verdaderamente regresivo,  por citar  solo algunos ejemplos.

 

No nos resulta indiferente la ofensiva reaccionaria que se desarrolla hacia el kirchnerismo, por lo que ninguna crítica a este gobierno nos encontrará alineados a los sectores más retrógrados de la sociedad, responsables de la catástrofe neoliberal en la que estuvo inmerso nuestro país en las últimas décadas. Nos referimos al conjunto mayoritario de la oposición que plantea un combate a este gobierno formulando políticas con una inconfundible impronta regresiva.

 

Sin embargo, los límites estructurales  del proyecto kirchnerista son evidentes. Si bien es cierto que la desocupación, la pobreza y la indigencia se han reducido sustancialmente, es innegable que todavía millones de argentinos viven en esa condición,  que la precariedad laboral afecta a  la gran mayoría de los trabajadores  y que la inflación galopante carcome de forma creciente los ingresos de los sectores populares. Y esto convive con una tasa de rentabilidad de los grandes grupos económicos superior a la de los años 90, en el marco de una concentración,  extranjerización y primarización  de la economía que no se ha revertido tras 10 años de gestión  

                        

Pese al 54% de apoyo en las últimas elecciones, de disponer mayoría propia en ambas cámaras legislativas y por sobre todas las cosas, de contar con una camada significativa de jóvenes militantes  y base social dispuestos a profundizar en un rumbo de transformaciones, poco es lo que puede hacer  el gobierno en tanto  defina como horizonte para nuestro país los estrechos marcos de un capitalismo “serio”. 

 

En el marco de una crisis mundial que aparenta prolongarse en el tiempo, no se puede revertir la gran desigualdad existente sino se toman medidas de carácter estructural que afecten los intereses capitalistas. Eso explica el agotamiento de ciertas variables económicas, la debilidad política que atraviesa el equipo de gobierno y el creciente malestar social.

 

Fundar una razón política basada en el protagonismo popular

 

 América Latina se alimenta de nuevas esperanzas con el proceso bolivariano y su convocatoria a construir el Socialismo del Siglo XXI inaugurando todo un campo de debates y de propuestas, y ampliando el horizonte de perspectivas. Similares procesos se viven en  Bolivia y Ecuador. A esto se suma la referencia histórica de Cuba.

 

En el plano nacional, la creciente politización que se ha generado en amplios sectores de la población en los últimos años, potenciada luego del embate oligárquico  por las retenciones en el año 2008,  pero con orígenes que se remontan a la rebelión popular del 2001 que puso fin a la hegemonía neoliberal en nuestro país, ha dado lugar al retorno del debate público, y a un fuerte impulso popular por resignificar la participación, liberándola de las estructuras partidarias tradicionales  como únicos modos de expresión.

 

Entendemos que la reciente conformación de Marea Popular es producto de este contexto, y constituye  un paso esencial en ese sentido porque todas sus definiciones  tienen en consideración esta nueva etapa. La decisión  por trascender lo social como aspecto organizativo para pasar al plano político, y la férrea voluntad de varias agrupaciones resueltas a confluir y a construir una organización política común significa un salto cualitativo frente al movimientismo, el frentismo, el amontonamiento de movimientos y organizaciones en la cual hemos estado durante todos estos años quienes integramos el amplio y disperso abanico de la izquierda independiente. 

 

Marea Popular  es el llamamiento a construir una herramienta política para poner en discusión cuales son las tareas esenciales y las medidas  estructurales que en nuestro país se deben tomar para avanzar en un proceso soberano y emancipatorio de las mayorías populares en una perspectiva anticapitalista

 

La recuperación del  patrimonio nacional (red ferroviaria, electricidad, gas, petróleo, etc.); la implementación de un nuevo sistema tributario que revierta la escandalosa desigualdad impositiva vigente; la anulación de las leyes menemistas que vulneran la soberanía del país (minería, extranjerización de la tierra, entre otras); la suspensión inmediata de los pagos de la deuda externa hasta que haya una auditoría previa que evalúe las responsabilidades de los gobiernos dictatoriales y los grandes grupos económicos; el combate a la inflación denunciando a los oligopolios económicos  que la originan; el retiro del CIADI y la denuncia de los tratados bilaterales que permiten a las empresas fugar al exterior  sus millonarias ganancias son algunas de las medidas que nuestro pueblo reclama para poner en marcha otro camino en consonancia con los nuevos tiempos.

 

Avanzar en estás políticas implica hacerlo en la perspectiva de disputar poder para construir una sociedad diferente a la que impone la lógica del capital y de su Estado, imponiendo condiciones que respondan a las necesidades de los explotados y  los oprimidos. Para llevar a cabo esta tarea, se forja Marea Popular, y convoca a  los sectores mayoritarios de la población (los trabajadores de todos los niveles - ocupados y desocupados, rurales y urbanos -, los estudiantes, los pequeños comerciantes, los profesionales, las amas de casa, los pueblos originarios) a sumarse a un espacio amplio y de confluencia uniendo fuerzas para construir otra sociedad.

 

La otra iniciativa de  Marea Popular, que compartimos plenamente, es la necesidad de definir como uno de los ámbitos de intervención política, la disputa en el nivel estatal,  a sabiendas que la misma debe ir acompañada de una convocatoria al más amplio protagonismo popular. Por lo tanto, la decisión de intervenir políticamente en al ámbito electoral implica avanzar en un terreno hostil para la organizaciones de la izquierda independiente, pero ineludible en la perspectiva de ampliar nuestras perspectivas de construir una alternativa de poder

 

Finalmente, estamos convencidos de la necesidad de sumar nuestro esfuerzo y experiencia a la construcción de esta nueva herramienta que,  a la vez, contemplará y potenciará todos los trabajos que  venimos haciendo a nivel local, dándoles una proyección política más amplia a todas nuestras iniciativas militantes. Por todo esto, saludamos con gran entusiasmo la conformación de Marea Popular y decidimos sumarnos junto a otros compañeros independientes para que este proceso avance en la perspectiva de conformar una alternativa política nacional de los trabajadores y del campo popular.

 

Colectivo del Oeste

(Mesa Coordinadora Barrial de Moreno – Movimiento de Participación Popular de Luján- Compañeros Independientes)

---------------------------------------------------------------------

 

Movimiento de Participación Popular
                  COMPROMETERSE, PARTICIPAR Y CAMBIAR LA REALIDAD

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <i>
  • Convert [icon:%bundle:%icon] tags.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un ser humano y prevenir el envío automático de spam.
6 + 8 =
Solve this simple math problem and enter the result. E.g. for 1+3, enter 4.
Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.